ASOCIACIÓN AMERICANA DE PERIODISTAS BOLIVARIANOS CAPÍTULO DE PANAMÁ
  Posada Carriles=Terrorismo
 

 EN PANAMÁ:
-Es una delincuente y tiene que ir a la cárcel.-
MIREYA MOSCOSO SOCIA DEL TERRORISMO YANKI

-Organizó la fuga de Posada Carriles para congraciarse con George Bush.-
-Al terrorista durante su falso encierro, se le mantenía oficinas en diferentes instituciones estatales y hasta en el Ministerio de la Presidencia.-
- La Corte Suprema de Justicia en Panamá, anuló el indulto a los terroristas de miami y a un grupo de periodistas icluidos en tan aberrante ilegalidad.-

Por: Blas Julio.
Preso y torturado tres años durante el gobierno de Mireya Moscoso.

 "Embajador buenos días es la presidenta para informarle que ya los cuatro cubanos fueron indultados en la noche de ayer y que ya salieron del país, tres van rumbo hacia Miami y el otro pues,... con rumbo desconocido. Hasta luego... un abrazo."
Lo anterior es el lubricado mensaje que la ex Presidenta de Panamá Mireya Moscoso le dejó grabado en el aparato telefónico a Simón Ferro ex Embajador de los Estados Unidos en Panamá unas horas después que ella le permitiera
fugarse a Luis Posada Carriles y sus compinches bajo la ilegalidad de un indulto que exigió  Washington. 
Informes filtrados por ex altos funcionarios vinculados al Ministerio de Relaciones Exteriores de aquel entonces, a "LA DOÑA"como se le conoce a Moscoso dentro del mafioso mundo de la política, la Casa Blanca le exigió que fabricara un indulto donde fueran incluídos periodistas para de esa forma maquillar la salida de Posada Carriles y sus otros asesinos.
Al respecto, hay en Panamá figuras expertas en Relaciones Internacionales como de la abogacía que han dicho tener conocimiento de que Moscoso recibió por parte de los Estados Unidos varios millones de dólares como premio por el sensacional escape.
Por supuesto Moscoso, una mujer sin escrúpulos que llegó al poder luego que muy joven conquistara a un anciano  rico y político, no tardó en decir "yes" a sus amos imperialistas y de inmediato junto con Carlos Barés, ex director de la Policía Nacional y otro de sus ejecutivos con el alias de "MONTANA" dieron inicio a los preparativos para la gran fuga. 
A todo esto hay que agregar que el gobierno de esta nefasta y corrupta mandataria nunca mantuvo preso al terrorista de Miami. La cárcel El Renacer no fue otra cosa que una pantalla que se montó para hacer ver que el sujeto y sus sicarios pagaban condena bajo la custodia del Sistema Penitenciario Panameño a cargo de una mujer de nombre Concepción Corro.
Es más, en una anterior denuncia dije que yo (Blas Julio) había sido informado por unidades de la Policía Nacional que laboraban en dicha prisión, y que pidieron reserva de sus nombres, de que el gobierno de Moscoso le mantenía a Luis Posada Carriles oficinas en diferentes instituciones estatales.  A continuación el listado de esos secretos despachos del terrorista en Panamá:
1- Contaba con un teléfono satelital que era guardado en la Dirección de la cárcel El Renacer.
2- Tenía cuatro celulares con cobertura nacional e internacional.
3- Por lo general en altas horas de la noche lo visitaban gringos y cubanos residentes en Miami.
4- Nunca le hicieron falta tarjetas telefónicas.
5- Realizaba "trabajos" en una computadora pequeña y personal que también custodiaban a puerta cerrada en un cuarto de la polícia DIIP.
6-Recibía siempre maletines con dinero.
7-Carlos Barés lo visitó varias veces muy tarde en la noche y se reunían en la dirección del penal.
8- Posada y sus socios miraban televisión con cable en la oficina del DIIP .- Cárcel.-

OTRAS OFICINAS O CENTROS OPERATIVOS EN PANAMA DEL TERRORISTA LUIS POSADA CARRILES MIENTRAS SUPUESTAMENTE ESTABA PRESO:
- Oficinas en el Hospital Santo Tomás.-
- Ministerio de la Presidencia de la República, donde era llevado los domingos en la noche.-
- Oficina del Director de la Policía Nacional, Carlós Barés, y uno de los altos funcionarios que acompaña a Carriles al Aeropuerto Internacional de Tocumen en Panamá.-
- Ministerio de Educación: Oficina para reunión con los gringos de la Embajada de los Estados Unidos.-
-En la ARI ( Autoridad de la Región Interoceánica ) le tenían una sala para reuniones sociales donde también le llevaban prostitutas.-
-Otro centro operativo lo tenía en la ANAM (Autoridad Nacional del Medio Ambiente ) aquí llegaba disfrazado de ambientalista o explorador ecológico, este centro funcionaba en una casa de guardabosques muy cercana al Canal de Panamá.-

Reitero que toda esta información nos la suministraron policias que escuchaban hablar a los superiores cuando cuestionaban a Carlos Barés, director de la Policía Nacional, por empañar la imagen de la institución beneficiando a terroristas.

POR ESTO Y MUCHO MAS MIREYA MOSCOSO DEBE IR A PARAR A LA CARCEL, ES  DELINCUENTE, ES TERRORISTA Y EL RIGOR DE LA JUSTICIA TIENE QUE PREVALECER.

-Junto con la ex presidenta tienen que ser encarcelados todos los altos funcionarios implicados en este bochornoso hecho entre ellos Carlos Barés.-

NOTA: En próxima publicación espere la hoja delictiva de Carlos Barés y de Ruby Moscoso, ex Primera Dama de la República. (Ambos dignos de la peor mazmorra en La Joya y La Joyita, tenebrosos penales en Panamá.- 

 

ANUNCIO: Solicite a buen costo el libro en CD " LAS SÁBANAS DE UNA PRESIDENTA " del periodista Blas Julio, un cuento erótico basado en hechos reales escrito durante los tres años que el autor permaneció preso y torturado en la cárcel La Joya y El Renacer durante el gobierno que liberó a una banda de terroristas. 

Blas Julio.
blasjulio14@yahoo.com
Celular: 6481-3335 






HOSPITAL ESTATAL PANAMEÑO CONVERTIDO EN UNA DE LAS GUARIDAS DEL TERRORISTA POSADA CARRILES: EL HOSPITAL SANTO TOMÁS. 

PANAMEÑO:
¡NO PERMITAMOS NUNCA MÁS ESTA CRIMINAL E INDECOROSA ACCIÓN!
 
      El hospital Santo Tomás, el cual fuera construido e inaugurado bajo la administración del Dr. Belisario Porras, el 1 de septiembre de 1924 a un costo de B/ 3,194, 698.00 balboas. Y cuyo objetivo desde ese entonces ha sido el brindar atención médica a los sectores populares panameños de manera gratuita, se convirtió durante la nefasta administración presidencial de la diseñadora de interiores, Sra. Mireya Moscoso (1999-2004), en una de las tantas guaridas “oficiales” del conocido terrorista internacional, Luis Posada Carriles.
      El periodista Blas Julio, el cual fue víctima del terrorismo judicial por parte de la Moscoso, denunció las “oficinas” que utilizaba Posada Carriles y sus compinches para reunirse con el Embajador de Estados Unidos de ese entonces, Simón Ferro y otros funcionarios norteamericanos (CIA), con cubanos de la organización terrorista conocida como la Fundación Nacional Cubano-Americana , y con altos funcionarios panameños de ese momento, como Carlos Barés (Director de la policía) y la misma Mireya Moscoso , entre otros. Además de ser la sede de sus fiestas y borracheras con menores de edad y jovencitas en altas horas de la madrugada. Toda esta información fue suministrada a Blas julio por los propios policías, que molestos por esta situación, de estar brindándole privilegios y prebendas a un asesino confeso, y que ellos se lo cuestionaban a Barés, porque sentían que esto afectaba la imagen de la Policía Nacional. 
      Lo más curioso es que cerca de la mencionada oficina de Posada, está situada, a escasos 50 metros , la Embajada de Estados Unidos. A la cual, quizás por razones obvias, se les hacía más cómodo, que Posada Carriles tuviera esta “oficina” en ese hospital, evitándose de esta manera viajar hasta la cárcel “El Renacer”, donde supuestamente estaba recluido, la cual queda en las afueras de la ciudad capital. Que dicho sea de paso, jamás estuvo preso como tal, ya que aquí también contaba con oficinas y toda una serie de equipos electrónicos que le servían para comunicarse con los otros demonios de la Fundación Terrorista Cubano-Americana , radicada en Miami.
      En estas imágenes se puede apreciar la vieja sala de guardia de la Policía Nacional ubicada en las instalaciones del Hospital Santo Tomás, desde donde Blas Julio en su relato: “Los encontrones entre el periodista Blas Julio y el terrorista Luis Posada Carriles” (el texto completo lo puede leer en nuestras páginas web: www.aapebcap.es.tl, www.betaniaporloscinco.es.tl ) 
señala que vio por primera vez a Posada, y de la servil manera que era tratado este connotado terrorista por parte de ciertos policías panameños, que inclusive lo llamaban: “Comandante”. Y es en este sitio, dentro de las instalaciones de la Policía, donde Posada Carriles le ofrece “ayudarlo”, a cambio de que le de nombres de posibles presos que estén próximos a salir libres, de nacionalidad extranjera (le enfatizó que debían ser de un país cercano a Panamá), para ser contratados como sicarios contra Cuba.
 Luego de esto, cómo es conducido Blas Julio, de manera denigrante e inhumana, al improvisado consultorio médico, para atenderlo por razones de salud y donde posteriormente, al día siguiente, sería en ese consultorio improvisado donde Blas Julio, le responde a este genocida, que él jamás sería capaz de prestarse para servir a un asesino de su talla, ni aun a cambio de la libertad que le prometía tan influyente socio de la Moscoso.
Las fotos sacadas por nuestro equipo gráfico, muestran estos dos sitios, los cuales fueron confirmados y verificados por el testigo directo de los hechos, el periodista Blas Julio. El cual testificó, que desde los hechos al presente, solo la fachada de la clínica improvisada ha cambiado un poco, con respecto a los días en que se encontró con el terrorista norteamericano-cubano.
 
Texto: Dania Batista
Fotos: Conrado Cuevas.      
       
Foto 1 y  2: Vieja sala de guardia de la Policía Nacional dentro del Hospital Santo Tomás. Lugar donde Blas Julio observa por primera vez al asesino confeso de Posada Carriles y en donde los policías panameños son la alfombra de este terrorista.
 
Foto 3: Entrada lateral del Hospital Santo Tomás. Entrada por donde es conducido de manera denigrante e inhumana el periodista Blas Julio al improvisado consultorio médico. 
 
Foto 4: Fachada actual del improvisado consultorio médico. 
 
Foto 5 y 6: "Oficina" de Posada Carriles dentro del Hospital Santo Tomás.  Se puede observar el edificio al final, el cual tiene una entrada a mano derecha. Aquí Posada carriles realizaba sus fiestas y recibía a altos funcionarios de EU (CIA, de la Fundación Nacional Cubano-americana y de la Embajada norteamericana) y de Panamá.
 
Foto 7: Fachada de la entrada principal del Hospital Santo Tomás. 
 
Foto 8, 9 y 10: Instalaciones de la Embajada norteamericana en Panamá. Esta embajada está ubicada a pocos metros y de manera lateral a la mencionada "oficina" de Posada Carriles dentro del Hospital.


FOTO 1


FOTO 2


FOTO 3


FOTO 4


FOTO 5


FOTO 6


FOTO 7


FOTO 8


FOTO 9


FOTO 10





LOS ENCONTRONES ENTRE EL PERIODISTA BLAS JULIO Y EL TERRORISTA LUIS POSADA CARRILES.

 
- El comunicador panameño estuvo tres años preso en celdas de castigo del tenebroso penal La Joya, donde fue torturado durante el gobierno de la Presidenta Mireya Moscoso.-
-El terrorista cubano estaba supuestamente preso en la cárcel El Renacer, donde era tratado como un PRINCIPE por ordenes del gobierno de la mandataria Mireya Moscoso y quien le abrió la puerta de su lujosa celda para que se fugara.-
-Blas Julio fue acusado junto a otro periodista por un cuestionado empresario libanés que fungía como asesor de Mireya Moscoso: La mujer que liberó a Posada Carriles.-
 
POR: BLAS JULIO.
Narrador y testigo del hecho.
De la Asociación Americana de Periodistas Bolivarianos - Capítulo de Panamá.-
 
El miércoles 28 de mayo de 2003 en la vieja sala de guardia del Hospital Santo Tomás, en la República de Panamá, me mantenían esposado a una barra de hierro y engrilletado por las piernas además, tenía sobre la boca una gruesa cinta engomada que los policías penitenciarios me colocaron para que no les gritara que me soltaran los grilletes, que por estar demasiado ajustados me hacían sangrar.
 
Recuerdo que a mi me habían colocado mirando hacia la puerta de entrada por lo que podía ver sin problema hacia fuera a pesar de que un árbol ornamental podado está sembrado casi tocando la puerta de la reducida estación policial.
 
En medio de aquel martirio producto de estar prensado por las esposas, grilletes, amordazado, con sed, orinado en los pantalones porque los policías no me permitían ir al baño, con sed y mucha hambre de pronto veo que se estaciona frente a la infernal sala de guardia un pequeño carro color dorado (parecía un Yaris), del puesto del chofer sale un hombre alto, trigueño y vestido de negro, avanza hacia la puerta trasera izquierda, mira de un lado a otro como para ver si era observado e inmediatamente abre la puerta y no demora en salir un hombre muy alto, bien vestido (camisa gris y pantalón negro), los zapatos estaban lustrados.
 
El hombre me pareció alguien importante. - Antes de entrar algunos policías que estaban dentro de la estación avanzaron dando muestra de agrado a recibir al misterioso personaje. Cuando ya estaba dentro observo como los policías le abrazaban, lo saludaba, lo elogiaban y le decían comandante. - De inmediato me quedé perplejo ante el asombro de reconocer que ese sujeto era nada más y nada menos que el criminal más buscado en América Latina, me refiero a LUIS POSADA CARRILLES, el terrorista .
 
Lo primero que pensé fue cómo pueden estos policías panameños tratar con tanto aprecio y admiración a un monstruo que estuvo a punto de matar en el Paraninfo de la Universidad de Panamá a muchos hermanos que acompañaban emocionados al Comandante y líder cubano Fidel Castro.
 
Señores, yo Blas Julio estaba frente al terrorista financiado por el imperio yanki para matar a sangre fría a hermanos latinoamericanos que no tienen vocación de esclavos.
 
Posada Carriles en aquel reducido lugar de tortura, chisteaba, se reía a carcajadas y los arrogantes guardias se habían convertido en alfombras para que pasara un buen rato el asesino.
 
Algo que también me llamó la atención fue que Posada le ordenó a su "custodio" que saliera y les comprara emparedados, café o refrescos a las unidades, metió la mano al bolsillo y le entrego plata, el hombre salió como si fuera el sirviente del criminal.
 
También me tocó ver como de forma muy discreta Luis Posada Carriles, le entregaba dinero a los policías, recuerdo que un sargento de apellido ESPADA O SPADA no recuerdo muy bien la escritura del apellido recibió dos veces dinero, otro oficial que creo era es un subteniente M. GONZALEZ también recibió doble mordida. Tengamos presente que en un lugar reducido como ese es muy duro no ver ni escuchar hasta los secretos de oído.
 
Recuerdo el apellido del sargento Espada, porque era el hombre que dentro del BUS-CARCEL más me golpeaba a palos y puñetazos, eso era algo que lo divertía, ese tipo infame que aún debe estar laborando en la Policía Nacional de Panamá, fue el guardia que más me hizo sangrar por la nariz y orinar sangre por lo tantos toletazos que me lanzó por los riñones. El otro M. González me maltrataba con palabras ofensivas.
 
Cuando Espada me golpeaba siempre me gritaba que lo hacía porque era orden de Carlos Barés (director de la Policía Nacional de Panamá) y de la señora Mireya Moscoso, ambos principales culpables de la fuga de Posada Carriles. - Ver video de la fuga en el Aeropuerto Internacional de Tocumen en Panamá.-
 
Pues bien, mientras Carriles charlaba con Espada, le preguntó si el viejo ese barbón parecido a Castro era el periodista que acusaba a Mireya de ser corrupta y torturadora. Espada muerto de la risa le dijo que esa era el mismo en persona. - "Blas julio el periodista que morirá en La Joya, por atrevido con la presidenta"- Acotó Espada con la arrogancia propia de los gorilas de su talla.
 
- Carriles entonces lo apartó y le dijo que quería hablar conmigo, Espada se apartó como un perro con el rabo entre las patas.
 
El terrorista pidió una silla y se acomodó frente a mi. Se quedó unos cortos segundos mirándome, suspiro profundo y me dijo- "ME DAS LÁSTIMA CHICO- ESTÁS ACABADO SI SIGUES EN LA CÁRCEL TE VAS A MORIR.- YO TE QUIERO AYUDAR. YO TENGO MUCHA INFLUENCIA CON LA PRESIDENTA MIREYA Y PIENSO QUE SI ABOGO POR TI O TE INDULTA O TE MANDA A LA CASA.-
 
Yo también lo miraba fijamente a los ojos, estaba tan cerca a mi rostro que pude verle la nariz desfigurada del terrorista, pero no le hablaba para nada, solo lo escuchaba.
 
"MIRA CHICO YO SE QUE NO QUIERES HABLAR, PERO SI QUIERES QUE TE AYUDE TÚ TAMBIEN TIENES QUE AYUDARME EN ALGO QUE NECESITO, VOY A PEDIR QUE TE SAQUEN TEMPRANO DE LA JOYA, PARA QUE HABLEMOS EN PRIVADO, NO SE LO DIGAS A NADIE PORQUE ERES TU EL ÚNICO PERJUDICADO," me manifestó Posada en baja voz, no les respondí ni sí ni no.
 
Me puso la mano sobre el hombro y dio la espalda y volvió hasta donde estaba Espada.
 
Inmediatamente Espada me lanzó una cachetada porque según él yo había sido grosero con Posada al no contestarle nada.
 
Minutos más tarde entró una mujer alta, rubia, vestida con saco (ya no recuerdo el color pero era oscuro el vestido ), ella le habló al oído y enseguida él le hizo seña al custodio y salió sin despedirse de los policías y mucho menos de Espada y M. González sus serviles de uniforme.
 
Como a eso de las 12 del día me condujeron esposado, engrilletado, con sed, hambre, dolor de cabeza y orinado en los pantalones por una de las vías del hospital hasta llegar a un viejo caserón, ahí en un improvisado consultorio una enfermera morena de la cual ya no recuerdo muy bien su rostro me tomó la presión - CARAMBA LA TIENE ALTA ! exclamó al tomarla. Como la mujer me dio confianza aproveché para preguntarle sobre ese movimiento de personas que veía entrar y salir del caserón, ella se acercó a mi oído y me preguntó: Señor usted es el periodista verdad ? yo le respondí  SI.- Entonces al oído me dijo que ese movimiento que yo veía era la gente que visitaba a Luis Posada Carriles.-
 
"MIRE COMO LO TRATAN A USTED QUE ES PANAMEÑO, QUE NO HA MATADO, QUE NO HA ROBADO Y A ESE QUE ACABO CON TANTOS SERES HUMANOS Y QUE IBA A MATAR A TANTOS PANAMEÑOS LE TIENEN UN CONSULTORIO FACHADA PARA QUE SE REUNA CON SUS AMIGOS", me expresa en baja voz el ángel blanco.
 
Luego me agrega, que ella tiene información que los sábados y domingos en las noches llevaban a Posada a ese falso consultorio para que se divirtiera con los otros terroristas presos, amigos y hasta con muchachitas que le llevaban para complacer sus apetitos sexuales y que en la madrugada se los llevaba casi borrachos para EL RENACER.
 
Ese 28 de mayo de 2003 yo llegué al penal La Joya, como a las 5:30 de la tarde, estaba agotado por no decir destruido por el pesado día que había vivido. Cuando ya estoy en la Sala de Guardia de la cárcel a punto de que me quitaran las esposas y los grilletes un oficial grita: - BLAS JULIO MAÑANA TEMPRANO DEBE ESTAR LISTO PARA IR AL SANTO TOMAS ! - Ese anuncio me trasladó el pensamiento con la velocidad de un rayo a la sala de guardia donde Posada Carriles me había asegurado que daría la orden para que el 29 de mayo me retornaran al hospital-
 
Aquellos confirmaba que Posada sí controlaba, porque para ordenar que sacaran a un preso como yo, y que el Sistema Penitenciario panameño evitara que fuera visto por los periodistas, se tenía que contar con cierto grado de control. - Lo otro que se me vino a la mente es que a lo mejor el gobierno de Mireya Moscoso conocía de antemano del plan del terrorista y su banda para asesinar al Presidente Fidel Castro, porque recordé que fue la inteligencia cubana la que descubrió el plan, no fueron los servicios de seguridad de Panamá.-
 
Y todos esos cabos los estudiaba mentalmente luego que Posada Carriles era capaz de manejar estando "preso" por los estamentos de seguridad del Estado, para sacarme únicamente para hablar con un detenido perseguido a muerte por Mireya Moscoso.
 
Esa noche no pude dormir, y con el único que consulte la situación fue con un detenido dominicano de nombre MIGUEL PEÑA que por cierto murió en el penal tengo entendido, producto de un paro al no ser atendido por el Sitema Penitenciario, la verdad es que no se realmente las causas de su muerte. - Peña me dijo, anda tu eres periodista aunque estés en una celda de aislamiento, a Peña lo encontré cerca de la clínica del penal.
 
29 de mayo de 2003: A las cuatro de la mañana llega un policía o custodio a buscarme a la celda, salgo y a paso ligero con muletas llegó a la Sala de Guardia. Me desnudan por completo para confirmar que no llevo nada que pueda hacer burlar la seguridad. Ahí espero hasta las 8:30 de la mañana, de pronto me dicen "arriba, camine" - "avance, avance", era la orden de un cabo que acompañado de tres unidades más portando escopetas y palos me conducían hasta la entrada a La Joya.
 
Me hicieron subir un carro 4X4 con aire acondicionado, me hicieron correr al centro del puesto trasero para que los policías fuera uno a cada lado, junto al chofer iba otro policía con radio de comunicación y una ametralladora, en el vagón del carro se montaron 5 policías bien armados y frente al carro dos motorizados que nos escoltarían.
 
Yo un periodista pobre, sin influencias y sin ser miembro de ninguna banda criminal me trataban como tal y mi mente me enfocaba la llegada ayer 28 de mayo de Posada Carriles a la sala de guardia del Hospital Santo Tomás. - QUE IRONIA -
 
No hizo arrancar el carro, cuando uno de los policías recibió una orden por radio de que me quitaran los grilletes. Yo me asombre.
 
Después de un largo trayecto custodiado como un criminal en serie ya estaba en la Sala de Guardia del Hospital Santo Tomás, ahí estaba el sargento Espada esperándome impaciente. - Al rato me dijo "Vamos Blas Julio que el milagro te espera"- me sacó y me hizo caminar esposado a la muleta, engrilletado y con la punta del tolete sobre mi espalda. - No me habló durante la cansona y molestosa caminata, pero su crueldad hablaba por él.-
 
Llegamos al mismo caserón donde se me había atendido el 28 de mayo de 2003, me hicieron subir las escaleras casi a empujones, Espada es un ser miserable, cruel, despiadado. - Entramos a un consultorio, bueno eso aparentaba porque no vi ni enfermera, ni auxiliar y mucho menos médico alguno.
 
Como a los cinco minutos apareció lo que me imaginaba, era Luis Posada Carriles en persona. Se acomodó en una silla plegable y muy cerca me habló.- Me saludo. Enseguida me pregunto si deseaba comer algo, con la cabeza le dije que no. No demoró en ir al grano, me dijo que estaba seguro que yo saldría de la cárcel si él lo pedía, que a pesar del odio que me tenía Mireya Moscoso y Carlos Barés, él me sacaría de La Joya, pero que tenía que ayudarlo en una importante diligencia en La Joya. Me pidió que lo escuchara bien y estas fueron sus palabra que nunca voy a olvidar: " MIRA CHICO, YO NECESITO QUE ME AVERIGUES EL NOMBRE DE 9 RECLUSOS QUE NO DEMOREN EN SALIR LIBRES Y QUE ESTEN PAGANDO CONDENA POR CRIMEN, SICARIATO O DROGA PERO QUE SEAN EXTRANJEROS", me enfatizó en una nacionalidad que por respeto a un país hermano no voy a mencionar. Yo no demoré en preguntarle que por qué con tanta influencia con el gobierno de Mireya Moscoso, no utilizaba a funcionarios para esa averiguación y él me contestó que lo que ocurría es que no quería envolver en este asunto a funcionarios de un gobierno que lo estaba ayudando en todo.
 
"YO EN DOS SEMANAS TE VOY A MANDAR A BUSCAR PARA QUE ME DES LA INFORMACION Y  TE DOY MI PALABRA DE QUE SALES DE ESE INFIERNO".
 
Reaccioné indignado y mirándolo con enojo le dije a Posada Carriles que se había equivocado de hombre, que yo NUNCA me prestaría para servirle a un asesino de su talla, a un terrorista que mataba a hermanos inocentes, que buscaba acabar con los líderes de América Latina, que prefería morir en la cárcel a traicionar a tantos latinoamericanos que luchan por dar a respetar la dignidad soberana de sus pueblos, que supiera que maldecía toda esa publicidad yanki, la cual enredó parte de mi juventud, que ahora yo era uno de esos latinoamericanos que abrieron los ojos para ver que el imperio yanki es lo más detestable que puede existir sobre la tierra. Que no le serviría nunca a un terrorista y mucho menos a un canalla financiado por los gringos.
 
Posada Carriles no soportó escucharme y lanzó su brazo derecho hacia el cuello de mi camisa, me sacudió fuerte contra la pared diciéndome que yo era una mierda, un traidor de América y que estaba seguro que esta noche me acordaría de él, pero además me gritó que moriría igual o peor que Castro y Chávez. Estaba como enloquecido, me seguía golpeando la cabeza contra la pared y descargándome cachetadas sobre la cara y nuevamente sangraba por la nariz. - El sargento Espada ni se movió, dejó que el terrorista me golpeara.- Cuando Carriles dijo llévatelo y amordázalo, reaccionó violento Espada y me golpeó implacablemente con palo y patadas, fue terrible, casi me mata.- Nunca le dije nada a mi esposa ni a mi abogado por temor a que hablaran y corriera peligro mi familia, no tenía la menor duda que Carriles era capaz de todo.
 
2004- : Cuando sube al poder el nuevo gobierno, soy trasladado a la cárcel El Renacer, el cambio se hizo por mi grave estado de salud y me toca llegar al mismo lugar donde había estado antes de fugarse con el apoyo del gobierno panameñista de Mireya Moscoso el terrorista Carriles, es un lugar tranquilo, Posada sin dudas vivía muy bien en ese lugar, podía ver hacia el Canal de Panamá, ver los barcos y cruceros pasar, gozar del aire puro y por supuesto comer bien de los alimentos caros que le llevaban la gente que de Miami lo venía a visitar. - El sitio donde supuestamente estuvo preso Posada y sus compinches es un verdadero paraíso.-
 
A los pocos días me fue llegando, sin buscarla, toda la información de las andanzas de Luis Posada Carriles en el penal El RENACER.- Los policías eran los reporteros de Blas Julio.
 
- Contaba con un teléfono satelital que era guardado en la Dirección de El Renacer.
- Tenía cuatro celulares con señal nacional e internacional.
 
-Mientras tanto yo seguía hecho leña bajo el azote de las esposas y los grilletes y para colmo amordazado.
 
-A altas horas de la noche lo visitaban gringos y cubanos residentes en los Estados Unidos.-
 
-Tenía cantidades de tarjetas telefónicas para llamar a Estados Unidos.
 
-Contaba con una computadora pequeña con internet que era también guardada en la Dirección del penal en un cuarto de la DIIP.
 
- Recibía siempre maletines con dinero.
 
-Siempre estaba estudiando mapas del territorio de la República de Venezuela.
 
- Los sacaban los sábados en horas de la noche junto con su pandilla de terroristas.
 
- Carlos Barés lo visitaba a altas horas de la noche y se reunían por varias horas en la dirección del penal. (También asistían gringos y cubanos).
 
- El Renacer se convirtió en su principal centro operativo, desde ahí contactaba a medio mundo con su teléfono satelital.
 
- Tenía televisor con clave en la oficina del DIIP.
 
- Sus otros centros de operación terrorista eran:
 
1- Hospital Santo Tomás.
2- El Ministerio de la Presidencia de la República, donde era llevado los domingos a altas horas de la noche.
3- La oficina de Carlos Barés, ex Director de la Policía Nacional, y quien aparece con Carriles en el video que capta la fuga por el aeropuerto Internacional de Panamá.
5- El Ministerio de Educación, donde contaba con una oficina organizada para que se reuniera con norteamericanos.
6-En la ARI le mantenían otro centro operativo y en donde le llevaban prostitutas, esta oficina más que todo la utilizaba para reuniones sociales muy secretas.
7- Otro Centro Operativo lo tenía en LA ANAM (La Autoridad Nacional del Ambiente) donde llegaba disfrazado de explorador siempre como a las 5 de la tarde, su centro era una casa para guardabosques que siempre estuvo cerrada por el equipo valioso de computadoras que ahí estaba instalado.
 
TODA ESTA INFORMACION ME LA SUMINISTRARON POLICIAS QUE ESCUCHABAN HABLAR A SUPERIORES QUE CUESTIONABAN A CARLOS BARES POR PONER EN PELIGRO LA IMAGEN DE LA POLICIA NACIONAL.
 
NOTA: POSADA CARRILES UN DÍA ANTES DE LA GRAN Y POLÍTICA FUGA LE REPARTIÓ DINERO A CIERTOS POLICIAS INCLUYENDO OFICIALES.
 
 YO EL PERIODISTA BLAS JULIO LE PIDO A TODO AQUEL QUE LE LLEGUE ESTE CORREO QUE LO PASE A OTROS LECTORES POR INTERNET, PARA QUE ALGÚN DÍA SEAN JUZGADOS AQUELLOS QUE PERMITIERON LA FUGA DE LUIS POSADA CARRILES, UN ASESINO QUE DEBE RENDIR CUENTAS A VENEZUELA Y CUBA. Y SI ALGUIEN PUEDE HACER LLEGAR ESTA NARRACIÓN AL PRESIDENTE CHÁVEZ Y AL COMANDANTE FIDEL CASTRO QUE LO HAGA PRONTO, PORQUE YO ESTOY DISPUESTO A IR A UNA CORTE INTERNACIONAL Y DENUNCIAR LO QUE HE NARRADO YA QUE EN MI PANAMÁ LAS AUTORIDADES JUDICIALES CONSIDERAN VACA SAGRADA A POSADA Y TODA SU BANDA TERRORISTA.
TÉLEFONO DE BLAS JULIO 261-2470.
 
CON LA VICTORIA HASTA EL FIN.
¡VIVAN LOS PUEBLOS BOLIVARIANOS!
¡VIVA CUBA Y TODOS LOS PUEBLOS DE AMERICA INDOAMERICANA!
 
 
 
  131562 visitantes /Webmaster: Dania Guevara  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=